Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Hoy es|sábado, noviembre 17, 2018
Usted esta en Home » Noticias » Arrestan a dos sacerdotes católicos teniendo sexo oral en plena calle de Miami Beach

Arrestan a dos sacerdotes católicos teniendo sexo oral en plena calle de Miami Beach 

Dos sacerdotes fueron  sorprendidos teniendo practicar sexo oral en un auto marca Volkswagen color negro en un estacionamiento de la famosa avenida Ocean Drive en Miami Beach.

Edwin Giraldo Cortez de 30 años y Diego Berrio de 39, fueron detenidos y llevados a una cárcel del condado Miami-Dade donde esperarán a ser procesados por exposición deshonesta en la vía pública y de comportamiento lascivo.

Según reportó el canal local Telemundo51, al menos uno de los hombres tenía sus partes intimas expuestas mientras el otro lo acariciaba, algo que pudo notar con claridad la policía cuando se acercó al auto, pues los cristales no tenían ningún tipo de tinte.

Ambos sacerdotes viven en la Misión San Juan Diego en un suburbio de Chicago, según datos reportados por la policía de Miami.

Las autoridades llegaron al lugar en respuesta a una llamada de emergencia que habría sido realizada al 911 y donde se denunciaba un aparente incidente sexual en una zona cercana a un parque infantil.

El padre Diego L. Berrío, servía en la Misión San Juan Diego en Arlington Heights, en el estado de Illinois donde se encuentra la Arquidiócesis de Chicago. También había sido nombrado “coordinador interino de la oficina para sacerdotes externos e internacionales” de dicha arquidiócesis, mientras que Edwin Cortés Según explica una declaración de la Arquidiócesis de Chicago, “es un sacerdote externo de Soacha, Colombia, que sirvió en la parroquia St. Aloysius en Chicago durante un mes

Durante una comparecencia ante el juez Giraldo-Cortez indicó que los últimos dos meses estuvo en Chicago y pidió al juez poder abandonar el presidio bajo el pago de una fianza dado que debía viajar hoy miércoles a Colombia, de donde es originario.

“El problema mayor que veo es que (el acto) fue en público”, dijo el magistrado Jeffrey Rosinek, quien fijó una fianza de 250 dólares a Berrío y de 500 para Giraldo-Cortez.

 

               

 

Add a Comment