Hoy es|Lunes, enero 23, 2017
Usted esta en Home » Predicas » Soy el único cristiano en mi casa.

Soy el único cristiano en mi casa. 

Cada vez es más normal ver jóvenes en este tipo de situaciones. Cuando somos jovenes nuestro interés está siempre despierto, somos más perceptivos a todo y Dios nos habla durante toda nuestra juventud:

Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento. (Eclesiastés 12:1)


Y la pregunta es ¿Qué hago para llevar mi familia a los pies de Cristo?
Las situaciones pueden ser muy variadas:
1. ¿Uno de tus padres es alcohólico?
2. ¿Alguno de tus padres profesa alguna otra religión como el catolicísmo y no acepta tu fé?
3. ¿Tus padres no se interesan por las cosas de Dios?
4. ¿Tus padres viven divorciados?

Independientemente de cual sea tu situación el primer paso a entender te lo da la Palabra de Dios:

Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová tu Dios te ha mandado, para que sean prolongados tus días, y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová tu Dios te da. (Deuteronomio 5:16)

El segundo paso es: Deja todo en manos de Dios, pidele que haga su voluntad en tu familia, pidele que te use para cambiar a tus padres y para que ellos conozcan la verdad. No dejes de orar, expresa tu sentimiento a tu pastor y si puedes busca jovenes para orar en grupo, claro que no va a ser siempre, pero tu oración personal si debe ser constante. Y de la mano de la oración verás que los mejores resultados van acompañados del ayuno. Planea un ayuno, has una oración por tu familia al iniciar y al terminar tu ayuno. Pide con fé, como si las obras ya estuvieran en marcha (porque te aseguro que así será).

El tercer paso: Hablale a tu familia de Dios. Si tienes hermanos mayores o menores puedes comenzar hablandole a ellos. No sería sorpresa que ellos sean los primeros que acepten a Jesús, pero claro que cada situación es diferente. Escucha música cristiana con el objetivo que tus padres tambien la escuchen, procura conseguirte un libro cristiano que hable acerca de la familia.

El cuarto paso es uno de los mas importantes, no es necesario que les hables todo el tiempo a tus padres acerca de Dios, pero si es muy necesario que tu vida hable por ti. Debes de demostrar el cambio en tí, el antes y despues de Cristo, no recuerdo quién me dijo: “No puedo escuchar lo que habla tu boca porque tus hechos hablan a gritos” la idea es esa 😉 para bien o para mal tus actos respaldarán tus palabras.


Por último, has tuya la promesa de nuestro Señor:
Él te hablará palabras por las cuales serás salvo tú, y toda tu casa. (Hechos 11:14)

Nota final: ¿Tu conoces a alguien en esta situación? Muéstrale este blog, ayúdale en su camino. ¿Tú vives esta situación? Yo nací en una familia no cristiana y por fe mi papá pronto estará en los caminos del Señor y completará nuestra familia en Cristo. Un día estaremos diciendo Santo Santo Santo, y talvés ya no los vea como mis padres, sino como mis hermanos, pero ahi estaré a lado de ellos…

Add a Comment